Se ha producido un error en este gadget.
Hoy vas a descubrir que el mundo es SOLO PARA TI, que NADIE puede hacerte daño...

22 de mayo de 2011

Como el primer día.

Quedar contigo a media tarde para tomarnos un café en ese bar que tanto nos gusta. Pedir un cappuccino y un espresso y sentarnos en la mesa del fondo, a hablar de nuestras cosas. Contarnos como nos ha ido la vida, qué ha pasado en todo ese tiempo que no nos hemos visto. Reírnos, mirarnos a los ojos. Bajar la mirada mientras se instala un ligero rubor en mis mejillas. Tú te reirás más todavía. Cogernos de la mano, y saber que nos seguimos queriendo como el primer día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario